Prioridades


LA SALUD:

LA PRIORIDAD QUE HARÁ CAMBIAR TU VIDA

Hoy en día estamos inmersos dentro una espiral  y cuesta reconocer qué cosas son las que realmente nos motivan. Entonces la vida se convierte en una rutina sin sentido. Ahora bien, cuando se quiere algo de verdad, sin dudas ni excusas, entonces se atraviesan límites y miedos para alcanzarlo.

Marcar qué es prioritario en la vida permite determinar las acciones a realizar, las actitudes a tomar e, incluso, el dinero a invertir.

De poco sirve expresar el deseo, por ejemplo, querer tener una buena salud si las acciones indican lo contrario. En ese caso, ¿qué otros interesen dirigen esos actos? Quizá es necesario entender lo que estoy comiendo, dedicarle más tiempo a cocinar o simplemente puede dar miedo afrontarse a lo desconocido y a los cambios que se tengan que hacer. Por esta razón, en muchas ocasiones, aquello que supuestamente se desea no se alcanza porque existen esas barreras que no nos dejan avanzar por miedo a salir de nuestra zona de confort. 

Conseguir un objetivo consiste en desearlo hasta el punto de hacerlo la mayor prioridad de la vida.

Comer, vivir y respirar por ese objetivo. ¿Eso significa olvidarse de disfrutar? Para nada, significa disfrutar del camino enfocándose en el horizonte elegido y aceptar también las circunstancias incontrolables que suceden. Existen muchos casos de objetivos cumplidos, unos más conocidos y otros muchos, muchísimos de personas anónimas que cada día se levantan para realizar sus objetivos: hacer disfrutar de una vida saludable a su familia, cuidar a las personas a su cargo, conseguir una pareja, encontrar un nuevo trabajo, …

Recuerda que el nivel de prioridad marcará lo qué estás dispuesto a hacer. En una pregunta, ¿qué precio le pones a lo que quiere conseguir?

QUERER RECUPERAR LA SALUD O QUERER TENER UN EQUILIBRIO IMPLICA DAR PRIORIDAD EN NUESTRA VIDA.

Dar prioridad implica qué acciones tenemos que realizar, las actitudes a tomar y el dinero a invertir.

Si para ti invertir dinero para tener una buena salud no es una prioridad es porqué no sabes qué es un equilibrio de verdad.

Estar bien, tener una buena salud, implica que nuestro cuerpo responda de manera rápida y eficaz ante cualquier situación que se presente y así volver a restablecerse el equilibrio. Esto conlleva a tener centramiento, una energía constante, fuerza y ganas de comerse el mundo.

Hoy en día se mira más el exterior que el interior. Tenemos introducido en nuestra mente los patrones erróneos que nos hacen pensar que invertir el dinero en una televisión, por ejemplo, nos hará más felices (y aceptamos pagar 500 euros) que invertir el dinero en clases de nutrición y cocina para obtener las herramientas necesarias para tener un equilibrio durante toda nuestra vida. 

¿TÉ APUNTAS PARA EMPEZAR A NOTAR LOS BENEFICIOS?

 



hhhhhhhhhhhhhhhh