Qué comer …


espai en blanc

LA TRADICIÓN HABLA – EL CUERPO HABLA – LA CIENCIA HABLA- LA OMS HABLA

espai en blanc

espai en blanc

Con el fin de entender, de manera general, qué debemos comer para estar en equilibrio nos fijaremos en:

    • Como se comía antiguamente, hace unos 70 años
    • Qué nos dice el cuerpo
    • Qué nos dice la OMS
    • Qué nos dice la ciencia

espai en blanc

………. LA TRADICIÓN HABLA ……….

A continuación expondremos cuatro puntos básicos de los que no se van a entrar en detalle porque dependen de la situación donde se hubiera vivido o clase social los detalles cambiarían. Pero de forma general los productos que se consumían en mayor grado eran los de origen vegetal, que no animal. En este caso, la parte animal ,al tener un precio más elevado, solo se consumía de vez en cuando. Los alimentos no contenían los conservantes y colorantes que hoy en día llevan. Eran más puros, por lo tanto tenían más nutrientes y tenían más sabor. No se consumían cereales refinados (blancos) y a partir de 1961 el pan blanco pasó a ser un alimento de ricos a un alimento asequible para todas las clases sociales. La gente de clase baja consumía pan negro que era pan de centeno (no refinado).

Al introducir refinados en la alimentación, el cuerpo ya no trabaja de la misma forma, provocándose una acidificación debido a que el alimento no está al completo de por sí. Por ejemplo, el pan blanco está hecho de trigo blanco y el trigo que nos da la madre tierra es integral. Por lo tanto, el paso de pan integral a blanco significa que se le ha obviado la parte de fibra haciendo que el cuerpo no metabolice el alimento de origen igual que el refinado.

En resumen, con todo esto podríamos decir que se consumían más alimentos de origen vegetal (cereal integral, verduras y frutas, legumbres) y no tanto de origen animal. Y de mejor calidad lo cual ayudaba a un menor número de enfermedades que hoy día han proliferado.

Es una realidad dramática el hecho que actualmente crece el número de gente enferma: cáncer, colon irritable, alergias…. ¿Quién no tiene alguien cerca que no sufra alguna patología?

Se podría decir que antes se padecía alguna enfermedad por la falta de algún alimento sin los nutrientes necesarios. Y hoy se puede decir que las enfermedades son producidas por una carencia de nutrientes que es originada por un exceso de alimentos de mala calidad que provocan esa perdida y, al mismo tiempo, “ensucian” la sangre provocando una acidificación.

Deberíamos darnos cuenta que hoy en día existen más alergias y más gente con intolerancias lo cual testifica que hay algo sobre lo que se debería estudiar con más detenimiento.

espai en blanc

 

……….EL CUERPO HABLA……….

Para entender cómo actúan los alimentos en nuestro organismo, primero deberíamos conocer cómo funciona el cuerpo humano.

Sólo tenemos que observar nuestro cuerpo para empezar entender de forma general lo que tenemos que comer:

    • LOS DIENTES: Tenemos 32 dientes:
      • 20 de ellos molares-premolares que sirven para aplastar y moler. Los alimentos que deben ser molidos son los cereales integrales (carbohidratos complejos)
      • 8 de los 32 dientes son incisivos, sirven para cortar y trocear. Los alimentos que se trocean y cortan son las verduras y las frutas.
      • de estos 32 dientes son caninos. Sirven para morder y desgarrar. Los alimentos relacionados son las proteínas animales.

Por lo tanto, una vez explicada la relación de nuestros diente con los alimentos, nos damos cuenta que necesitamos más vegetales (cereales integrales, verduras, frutas….)  y no tantos alimentos de origen animal (carne, pescado…).

    • FISIOLOGÍA o la manera que tienen el curpo para obtener energía:
      • El primer lugar de donde el cuerpo va a obtener la energía de manera más fácil es en las reservas de glucógeno. Es decir, donde se “almacenan” los carbohidratos (simples: azúcares, fruta… y complejos: cereales integrales). Esta reserva es limitada y cuando se agota el cuerpo va  a buscar la energía  en la grasa, que es una reserva de energía ilimitada. El cuerpo tiene que hacer más esfuerzo para obtener ésta energía y la energía que nos da es más lenta y pesada. Y por último, si no tuviéramos grasa, el cuerpo utilizaría las proteínas como fuente de energía. Llegados a este punto la situación seria muy grave. 

Entonces vemos que para obtener una energía más limpia, estable y fácil el cuerpo necesita más alimentos de origen vegetal que animal.

    • LA SALIVA:
      • Nuestra saliva es ligeramente alcalina y contiene amilasas, enzimas que ayudan a digerir los carbohidratos. En comparación a los animales carnívoros que tienen la saliva ligeramente ácida y no contienen amilasas porque ellos sólo comen animales (proteína animal).

La saliva es otro punto que nos hace ver que debemos comer más proporción de vegetales que de animales vegetal que animal.

    • LA LONGITUD DE LOS INTESTINOS:
      •  Nuestros intestinos se aproximan más a los de los herbívoros que a los de los carnívoros. Tenemos unos intestinos largos, en cambio los carnívoros, tienen unos intestinos cortos por lo que tienen que evacuar lo antes posible la carne que han comido, porque si se la tuvieran durante mucho tiempo dentro el cuerpo, se producirían substancias potencialmente tóxicas que serían perjudiciales para el cuerpo.

Es otra referencia que nos dice que tenemos que comer más parte vegetal que animal. Y cuando se coma parte animal se tiene que saber compensar para poder sacarla lo más rápidamente posible del cuerpo.

    • EQUILIBRIO DEL VOLUMEN CELULAR:
      • Es muy importante que la célula mantenga un volumen óptimo para que el cuerpo funcione bien. Los responsables de este equilibro son el potasio, el sodio y el magnesio. La relación potasio/sodio es de 10/1. Es decir debemos comer más alimentos que contengan potasio que sodio porque los alimentos vegetales contienen más potasio que los animales, que contienen más sodio.

Por lo tanto, tenemos otro ejemplo que nos demuestra la importancia de consumir más productos vegetales que animales.

 CONCLUSIÓN GENERAL

De forma general nuestro cuerpo nos indica que para tener mayor rendimiento y obtener una energía más estable debemos alimentarnos con más alimentos vegetales (cereales integrales, legumbres, verduras, frutas…) que de alimentos animales (carne, pescado y huevos).

Para obtener un mayor rendimiento de nuestro cuerpo debemos conocer los detalles que harán que una persona construya el plato de una forma u otra.

Según los condimentos que utilicemos, las proporciones y las cocciones obtendremos un efecto u otro en el cuerpo.

 

……….LA CIENCIA HABLA……….

Dr. GOTTFRIED CORNELISSEN

Para el Dr. Gottfried Cornelissen, los principales factores estresantes que agreden al organismo son:

    • La acidificación del organismo, mayoritariamente debida a la ingesta excesiva de grasas saturadas, proteínas e hidratos de carbono de bajo peso molecular (refinados).

    • La intoxicación por metales pesados –mercurio, cadmio, plomo, etc.- con déficit de zinc, selenio, cobre, hierro, etc.

    • La iatrogenia de los fármacos: antibióticos, corticoesteroides, quimioterápicos, psicofármacos, etc.

    • La contaminación medioambiental –química y electromagnética-, cuando produce una neurotoxicidad generalizada con estrés del sistema nervioso central, asociado a insuficiencias endocrinas, especialmente por un funcionamiento deficiente de hipófisis e hipotálamo.

DOCTOR GEORGE W. CRILE

El Doctor George w. Crile, de Cleveland, uno de los cirujanos más importantes del mundo quien declaró abiertamente, dijo:

Todas las muertes mal llamadas naturales no son más que el punto terminal de una saturación de ácidos en el organismo Contrario a lo anterior es totalmente imposible que un cáncer prolifere en una persona que libere su cuerpo de la acidez, nutriéndose con alimentos que produzcan reacciones metabólicas alcalinas (verduras, alimentos verdes, cereales integrales….)  y aumentando el consumo del agua pura; y que, a su vez, evite los alimentos que originan dicha acidez (carnes rojas, azúcares refinado…), y se cuide de los elementos tóxicos. En general el cáncer no se contagia ni se hereda…lo que se hereda son las costumbres alimenticias, ambientales y de vida que lo producen.

DR. ROBERT O YOUNG

“Su salud depende de un ambiente alcalino, creado por el consumo de alimentos como los tomates, los aguacates y la verdura de color verde… Encontrar un equilibrio óptimo a través de simples cambios en la dieta puede dar como resultado la pérdida de peso, el aumento de su resistencia y de su fuerza y como consecuencia, un sistema inmunológico más fuerte y una mayor sensación de bienestar

 

……….LA OMS HABLA……….

El informe Dieta, nutrición y prevención de enfermedades crónicas, producto de dos años de labores de una consulta FAO/OMS de expertos independientes, fue presentado oficialmente por los titulares de ambas organizaciones, que hicieron un llamamiento para una colaboración más estrecha para permitir afrontar juntos los nuevos desafíos.

El documento contiene la información científica más reciente sobre la relación de la alimentación, la nutrición y la actividad física con enfermedades crónicas como patologías cardiovasculares, diversos tipos de cáncer, la diabetes, la obesidad, la osteoporosis y las enfermedades dentales.

El volumen de enfermedades crónicas está aumentando aceleradamente. Suponen el 46 por ciento del total mundial de enfermedades y, en 2001, el 59 por ciento del total de muertes registradas en el mundo (56,5 millones en total) fueron causadas por dichas enfermedades crónicas.

El informe concluye que una dieta en la que se consumen pocas grasas saturadas, azúcar y sal, y en la que hay mayor consumo de hortalizas y frutas, además de la práctica regular de alguna actividad física, contribuye a reducir las altas tasas de muerte y enfermedad mencionadas.

El informe recomienda limitar el consumo diario de grasas a una proporción de entre 15 y 30 por ciento de la ingesta diaria de energía, y a menos del 10 por ciento, el consumo de grasas saturadas.

El informe sugiere que sean los carbohidratos los responsables de proporcionar el grueso de las necesidades de energía, entre el 55 y 75 por ciento del total consumido diariamente. 

El informe reconoce que las necesidades energéticas de cada persona, para mantener un peso saludable, están en función de su actividad física. En cualquier caso, el informe recomienda una hora al día de actividad física moderada, como caminar.

 

 ……………CONCLUSIÓN……………

Se puede extraer de todo lo expuesto anteriormente que para gozar de un buen equilibrio es muy importante comer MÁS ALIMENTOS DE ORIGEN VEGETAL QUE ANIMAL.

Hoy en día se consume demasiada proteína animal (con una calidad pésima) mañana, tarde y noche (embutidos, carne, pescados, patés, lácteos…) provocando esto un desequilibrio. La proteína animal no es el problema sino la cantidad ingerida y la calidad. Si se construye el plato de manera correcta para compensar su efecto, el cuerpo minimiza los efectos sobre él. Mínimo esfuerzo máximo rendimiento.

Y lo mismo con la parte vegetal; si  no se sabe cómo construir un plato para que el cuerpo pueda trabajar bien, se producirá un desequilibrio. A veces se piensa que comiendo sólo vegetales ya estamos actuando saludablemente pero si no lo hacemos de manera correcta el cuerpo se irá debilitando provocando el consecuente desequilibrio.

Por tanto, saber comer implica CONOCER EL ORIGEN DEL ALIMENTO que se come (si es refinado o no, de donde sale…), COMO LO TRATAMOS (las cocciones…), COMO CONSTRUIMOS EL PLATO (por ejemplo: si solo comemos verduras al plato le faltará los otros nutrientes que el cuerpo necesita), LAS TEXTURAS (si siempre comemos hervido el cuerpo nos pide algo crujiente) y COMO LO MASTICAMOS (parte muy importante para asimilar bien los nutrientes y su energía).



hhhhhhhhhhhhhhhh