4- Intención


La INTENCIÓN con la que hacemos las cosas juega un papel muy importante para conseguir nuestros objetivos. Si tenemos clara la intención del porqué hacemos las cosas tenemos ganado un 50% del objetivo a conseguir.

El verdadero misterio no es cuando las intenciones influencian al mundo indirectamente, sino cuando la mente humana influencia al mundo físico con un acto de intención directa, sin contacto físico de ninguna clase.

Digamos que la intención dentro de este nuevo concepto, es el acto de dirigir nuestra mente con atención y eficacia hacia algo para conseguir un resultado.

La intención puede ser usada de diferentes maneras, usándola para nuestro propio beneficio a través de visualizaciones, afirmaciones, emociones… Podemos también dirigirla hacia otros por medio de la oración…

La intención conlleva una carga energética que se desplaza en el campo cuántico influenciando una o varias posibilidades. Se sabe que producimos una cantidad enorme de pensamientos diarios (36 mil aprox.) más los que escuchamos y cogemos de las demás personas. Muchos de los cuales son negativos, esto generalmente lo hacemos inconscientemente. Se trata entonces de infectar el campo con aquellos pensamientos positivos que queremos para nosotros, soltándolos y permitiendo que el universo los traiga de vuelta de la mejor manera y para nuestro mejor beneficio.

Entonces, recapitulando diremos que: el observador que tiene poder de convertir a un electrón en partícula sólida o hacerla desaparecer somos nosotros. Por lo tanto, es posible crear nuestro día intencionalmente como nosotros queremos que sea.

Muchísimos libros sobre el tema del pensamiento positivo nos recomiendan como primera instancia cambiar nuestra mentalidad de negativa hacia positiva,comprobando el hecho de que en efecto “Somos los creadores de nuestro mundo”.

Para nosotros debería ser muy importante aprender más sobre la física cuántica, porque es la única ciencia que está de nuestro lado en cuanto a nuestras habilidades. Es el único nivel del estudio matemático del mundo subatómico al cual le importa nuestra opinión. El campo cuántico siempre cumplirá con nuestras expectativas: las del observador.

A partir de nuestro pensamiento positivo podemos crear nuestra realidad y cambiar nuestro entorno.

espai en blanc



hhhhhhhhhhhhhhhh