Embarazadas


La OMS afirmar  que durante el embarazo y la primera infancia numerosos factores pueden influir en el peso futuro del niño y el adulto

Junio de 2013, la OMS (Organización Mundial de la Salud) avisa sobre la doble amenaza emergente que se presenta de la obesidad y la desnutrición en nuestro planeta.

Más del 75% de los niños con sobrepeso viven en países en desarrollo. Los niños obesos tienen más probabilidades de ser obesos en la edad adulta, lo que entraña un mayor riesgo de diabetes y otras enfermedades.

La OMS afirmar  que durante el embarazo y la primera infancia numerosos factores pueden influir en el peso futuro del niño y el adulto.

Sugiere:

– Mejorar la nutrición de las embarazadas y los lactantes.

– Alentar la pronta iniciación de la lactancia natural, la lactancia natural exclusiva en los primeros seis meses y la continuación de la lactancia natural hasta los dos años.

– Promover alimentos sólidos apropiados para los niños pequeños.

Esos trastornos (desnutrición, obesidad y sobrepeso) son formas de malnutrición cuyas causas y consecuencias están estrechamente relacionadas con deficiencias del sistema alimentario. Un sistema alimentario que no proporciona una cantidad suficiente de alimentos de calidad puede ocasionar tanto un crecimiento insuficiente como un exceso de peso.

Un niño deficientemente desarrollado en sus primeros años de vida puede convertirse en un adolescente bajo pero con sobrepeso y, ulteriormente, desarrollar enfermedades crónicas en su vida adulta.

«Para evitar una amplia propagación de problemas nutricionales en la próxima generación las instancias normativas deberán prestar urgentemente mayor atención al mejoramiento de la situación nutricional de las mujeres y adolescentes embarazadas, que serán las madres de la próxima generación», añade el Dr. Branca.

En todo el mundo, más de 100 millones de menores de cinco años tienen insuficiencia ponderal; 165 millones sufren retraso del crecimiento, o sea, son bajos para su edad (que es un mejor indicador de desnutrición crónica). Se estima que el 35% de todas las defunciones de menores de cinco años guardan relación con la desnutrición. Al mismo tiempo, unos 43 millones de menores de cinco años tienen sobrepeso o son obesos.

“ALIMENTARSE BIEN ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DEL EMBARAZO SERA LA CLAVE PARA PODER TRANSMITIR AL HIJO LAS BASES DE UNA BUENA ALIMENTACIÓN Y PARA PODER TENER UN SISTEMA INMUNOLÓGICO FUERTE Y UNA CALIDAD DE VIDA DESEADA.”

Entender como actúan los alimentos, es la mejor manera para saber como alimentar a los hijos.

“SI TU DISFRUTAS CON LO QUE COMES,

TU NIÑO DISFRUTARÁ CONTIGO”

espai en blanc

“SI VAS PERDIDO/A Y NO SABES QUÉ COMER,

TU NIÑO IRÁ PERDIDO”.

Las mujeres embarazadas tienen una responsabilidad (buena, si se saber gestionar) de tener una buena salud y poderla transmitir a su hijo.

Disfrutar de esta oportunidad que os da la vida tiene que hacerse con las máximas herramientas para poder disfrutar al máximo y con buena salud de este milagro de la vida.

Es muy importante saber lo que se puede o no se puede hacer durante el embarazo.  Qué comer, que alimentos alteran más, por ejemplo, azucares refinados… Entender porqué el cuerpo pide más dulce (dulce de calidad y no chocolates…)….

AL TOMAR CONSCIENCIA SOBRE LA IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACIÓN SE ADQUIEREN UNAS HERRAMIENTAS QUE SERVIRÁN PARA PODER ENSEÑARLE A TU FUTURO HIJO LAS BASES PARA TENER UNA BUENA SALUD.



hhhhhhhhhhhhhhhh